sábado, 23 de abril de 2016

Practica 2: Deshidratacion de frutas y hortalizas


PRÁCTICA 2. DESHIDRATACIÓN DE FRUTAS Y HORTALIZAS

INTRODUCCIÓN


La presencia de agua en los alimentos contribuye de forma importante a su deterioro, por lo tanto, la disminución de este componente en el alimento reduce la posibilidad de alteraciones biológicas y también, de forma apreciable las velocidades de otros mecanismos de deterioro (Casp y Abril, 1999). La deshidratación es uno de los métodos mas antiguos de conservación de alimentos, combina los efectos beneficiosos de la estabilidad microbiológica y físicas-químicas con la reducción de peso y costo de transporte y almacenamiento (Keth, 1994), se define como aquella operación unitaria mediante la cual se elimina la mayor parte del agua de los alimentos, por evaporación, aplicando calor (en el caso de la liofilización, por sublimación).


La mayoría de las frutas son secadas al sol (uvas, albaricoque, melocotones y peras) aunque ahora existe una tendencia general hacia los métodos de secados mecánicos. Todos los alimentos vegetales contienen mucha agua recién recolectados, las frutas y las hortalizas contienen hasta 90% de su peso. Sin embargo, cuando se consigue reducir el agua a 12-14%, las bacterias y hongos no pueden multiplicarse, por lo cual se puede conservar el alimento `por mucho más tiempo (Studer et al., 1996).

La conservación de la estructura inicial de un alimento que ha sido secado no solo afecta al contenido de agua del producto, sino que altera las propiedades físicas, químicas y biológicas; así como también la actividad enzimática, deterioro microbiano, textura, viscosidad, dureza, aroma, gusto y sabor de los alimentos (Barbosa y Vega, 2000). La eliminación del agua presenta dos problemas importantes: por una parte el riesgo de la alteración de la calidad nutricional y sobre todo organoléptica del producto tratado y por otra parte un consumo notable de energía (Casp y Abril, 1999).

OBJETIVOS
- Comparar sensorialmente los productos obtenidos deshidratados mediante diferentes métodos.

Metodología
Materiales y equipos
 Azúcar y sal
 Bolsas Plasticas Siploc tipo sándwich
 Balanza.
 Bandeja de aluminio.
 Beackers 500 mL
 Cuchillo
 Tabla de picar.
 Estufa convencional.
 Estufa por aire forzado.
 Platos.

Procedimiento:
1. Pese, lave y pele las frutas:
Estime cuantitativamente los desperdicios.
Calcule el rendimiento de las frutas
%R= (peso pulpa/peso total fruta) x100
2. Corte de acuerdo al tipo de frutas (tiras, lonjas, etc).
3. Divida en tres lotes, identificar (A, B y C) y pesar.
4. Coloque:
Lote A: en una estufa convencional a 70 ºC durante 24 horas.
Lote B: en una estufa por aire forzado 70 ºC durante 24 horas.
Lote C: en una solución osmótica de 60º Brix de sacarosa y 0,1 % de cloruro de sodio (NaCl) temperatura ambiente durante 24 horas.
5. Retire las muestras de la estufa y colóquelas en un secador hasta que se enfríe (muestras lote A y B) y las muestras osmotizadas en papel absorbente durante 5 minutos.
6. Pese cada lote.
7. Empaque el producto (bolsa ziploc) y almacene a temperatura ambiente.
8. Calcule la pérdida de peso de las muestras deshidratadas:
% H= (pérdida de peso /Peso de muestra) x 100
9. Evalúe las características organolépticas (color, sabor, textura y apariencia generar de producto final mediante escala hedónica.


Investigue
1. ¿Cuáles son los objetivos de la deshidratación?
2. ¿Qué es la actividad de agua?
3. ¿Cuáles son los factores que intervienen en la deshidratación?
4. ¿Qué factores se deben considerar durante el proceso de deshidratación?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario